Adaptación

Cuando una criatura comienza a asistir a la escuela infantil ésta debe adaptarse a la nueva situación, adaptación que se realiza de manera progresiva e individual.

Considerando las particularidades de cada grupo de edad, la escuela realiza el diseño general del proceso de adaptación. Sin embargo, en función del carácter del niño o de la niña, este proceso se desarrollará de manera diferente, de ahí que digamos que dicho proceso es totalmente individual. Por consiguiente, será cada niño o niña el que nos irá marcando las pautas de actuación. Durante los primeros días garantizaremos a la criatura la presencia de sus madres, padres o personas de referencia y llevaremos a cabo los cambios de manera progresiva.

En la medida que la criatura manifieste un comportamiento tranquilo y feliz, iremos ampliando el horario de permanencia en la escuela.