Metodología

En Urmendi Haur Eskola planteamos el trabajo pedagógico partiendo de la globalidad del niño y de la niña. Por ello se planifica un tipo de actividad que posibilite dar un sentido integrador a la vida que éste desarrolle dentro de la escuela.

  • El juego es el medio más importante del que dispone una criatura para conocer su entorno. Valiéndonos de la motivación y la capacidad que el niño o niña manifiesta ante este recurso, priorizamos la actividad libre a lo largo de la jornada escolar.
  • Teniendo en cuenta las características de cada edad, y atentos a la curiosidad y el interés de cada niño o niña, les ofrecemos la oportunidad de jugar con el material idóneo para el disfrute de experiencias enriquecedoras.
  • Damos especial importancia a la relación con la naturaleza. Por ello, las salidas a la calle y la presencia de elementos naturales en el aula forman parte del día a día.

Hostoak-biltzen(udazkena)

  • Para respetar el apego emocional del niño y de la niña, trataremos de mantener la referencia de una misma educadora o educador a lo largo de todo el ciclo.
  • Todos los momentos del día son educativos, por tanto las actividades en torno a la comida, limpieza y sueño (actividades con una carga afectiva importante) la criatura debe compartirlas enteramente con su educadora o educador y con su grupo.
  • Puesto que los padres y madres también forman parte del proyecto educativo, fomentamos de diversas maneras la mutua colaboración dentro del aula. Por una parte la presencia diaria de madres y padres en el aula adquiere especial relevancia ya que ello posibilita el intercambio de información, algo totalmente necesario cuando de criaturas tan pequeñas se trata. Por otra parte las familias participan también en pequeños proyectos de la escuela, colaborando en las distintas actividades como fiestas, actuaciones musicales o elaborando materiales para el aula.
  • El cuaderno diario es otra medio de participación de las familias. A través de este instrumento en donde nos implicamos tanto padres-madres como educadoras, iremos recogiendo día a día la pequeña historia del niño o la niña.

Gurasoekin-agurra

  • La relación con los padres y madres es también fundamental para que nuestra intervención sea complementaria a la familiar y pueda realizarse de una manera equilibrada. Aparte de los encuentros diarios que hemos mencionado, existen otros canales de participación, como son las reuniones de aula que se convocan a lo largo del curso, o las que se convocan para presentar el informe personal al final de curso. La formación, el intercambio de experiencias y la puesta en común de dudas o preocupaciones se tienen en cuenta en la escuela de padres-madres. que se oferta todos los años.
  • Al objeto de plasmar y transmitir mejor nuestro proyecto pedagógico nos parece importante documentar el trabajo realizado en la escuela.
  • La tutora o tutor acompañará a cada niño o niña en su aprendizaje.
  • La tutora o tutor realizará la evaluación a lo largo de todo el curso. Por medio de la observación de las situaciones diarias irá registrando aquellos acontecimientos o comportamientos que tengan que ver con su desarrollo. De igual manera se recogerán los sucesos especiales que puedan producirse, al objeto de ajustar debidamente la intervención educativa. Junto con la observación continua, se recogerá cualquier otra información necesaria que aporten los padres/madres, otros/as profesoras y, si la situación así lo requiere, otros profesionales. Al final del curso se elabora un informe escrito y se da cuenta del mismo a las madres y padres en las reuniones individuales.